Día 1 – TOMA DE CONTACTO EN OXFORD

img_20161018_182547Tras mucho pensar el lugar de destino dónde me gustaría mejorar mi nivel de inglés, por fin me decante por Oxford, ciudad conocida por el prestigio de su Universidad, así que, ¿qué mejor lugar que ese para estudiar un idioma? La verdad es que al llegar me lleve un poco de sorpresa, por qué veía más publicidad sobre lugares relacionados con la película “ Harry Potter” que con la propia Universidad… pero que decir, en una ciudad tiene que haber de todo tipo de turismo. Yo me inscribí en una academia de inglés, la cual ya he empezado y estoy muy contenta. Ya estoy más o menos asentada y voy conociendo todo y sabiendo cómo desenvolverme, pero no todo es tan fácil como parece, los meses previos y el momento de partir en ocasiones se hacen complicados.  Cada vez que se aproxima un cambio importante en la vida, tendemos a darle mil vueltas a las cosas planteándonos si  estamos haciendo bien o si no vamos a lugar correcto.  Las primeras cosas que me decía la gente cuándo les comentaba mi destino eran: “¿Inglaterra? Ya puedes abrigarte bien hace mucho frío”, “¡Buf!… los ingleses son muy suyos”, “vas a echar mucho de menos la comida de España…” Pues bien,  tras mis primeros quince días aquí, puedo deciros con toda seguridad que hay de todo, como en todos lados.  Así que si alguien se está planteando “salir” para mejorar su idioma, yo le animo a no hacer caso de tópicos sobre ese lugar, a no darle mil vueltas al destino y a lanzarse a la nueva aventura, porque después de todo, cada nuevo comienzo tiene su encanto y cada nueva experiencia  enriquece más que el dinero.

Enviado: 20/10/2016