Día 3 – DISFRUTAR

post-3-esther-img_20161116_153231       Tras superar el primer periodo de adaptación, ya sólo nos queda una cosa… ¡DISFRUTAR! Por supuesto no todo van a ser risas y alegrías, como en todo, vamos a tener buenos y malos momentos, pero hay que ser consciente de que lo que estamos viviendo es algo único que no todo el mundo tiene la posibilidad de sentir. En estos quince días he vivido tanto increíbles como difíciles momentos. En ocasiones, compaginar horarios de trabajo, clases, ganas de hacer turismo y estar con la gente, es complicado. Durante muchos días he reducido al mínimo mis horas de sueño porque no quería perderme nada aquí, pero no me arrepiento de ello en absoluto, esto se vive sólo una vez en la vida.
Me encantan los momentos de excursión con mis compañeros de academia, cada uno de un sitio diferente pero compartiendo algo en común. Jamás me habría imaginado que yo, que siempre me ha costado estudiar inglés y he tenido que dedicarle muchas horas para conseguir mejorar un poco, pudiera estar con un grupo de gente y entendernos todos perfectamente en este idioma. Es una sensación realmente gratificante. Sin duda esta es una experiencia que consigue que veas las cosas de otra manera, que hace que quieras mejorar más y seguir progresando.
No es fácil estar lejos de casa y de los “nuestros” eso está claro, pero hoy en día gracias a las tecnologías (que otras muchas veces no son nada buenas)podemos sentirnos más cerca de la gente que dejamos allí, en la distancia y aunque en algunos momentos no sea suficiente, ayuda mucho.
¡Vamos a por otros quince días más, con todas las ganas del mundo!
¡Saludos!