DÍA 3 – LA VIE À LA CAMPAGNE

 Los días van pasando y ya me voy habituando al ritmo de la vida en la campagne. Las mañanas de trabajo y las tardes con nuestro tiempo libre para disfrutar de un paseo en bici, la playa o simplemente descansar un rato. Aunque en un principio la vida es bastante tranquila, al final el poner en marcha una granja supone muchas cosas. Así que cada día se nos presentan nuevas actividades, que a veces hay que replanificar debido a inconvenientes del tiempo o simplemente porque no salen como pensabamos, así que de todo vamos aprendiendo.

Entra las varias cosas que hemos ido haciendo ha sido preparar la casa de los animales, un vallado para cercar su territorio, diseñar y construir el comedero de las cabras, plantar semillas de los frutos que se recogerán en primavera/ verano, hacer un pequeño estanque etc..

Una de las cosas que más me gusta son los animales que hay aquí. Cuando vine había apenas dos cerditos (Willy y Arnold), ahora se encuentran “acompañados” de 11 ovejas y 3 cabras, poco a poco la familia va creciendo! Además todos son razas autóctonas, lo que buscan al tenerlos en esta granja es promover su preservación y la sensibilización de la gente con respecto a ellas.

En cuanto al idioma, la verdad que estoy haciendo un gran progreso sobre las palabras técnicas en temas de agricultura, hay algunas que se parecen al castellano pero hay otras que espero que a base de repetición se me vayan quedando. En fin, que la vida tranquila de la campagne a veces es más entretenida de lo que me imaginaba.