DÍA 5 – LES MOUETTES

El lago Lemán que baña Ginebra mide 72km de longitud y 12 km de anchura. Aunque los transportes públicos como buses y tranvías funcionan correctamente en la ciudad (salvo casos excepcionales, llegan puntuales en el minuto que te indica en los correspondientes horarios), las mouettes genevoises que atraviesan el lago suponen un gran alivio para quienes viven en el otro lado del lago.
Si tienes el ticket de transporte mensual, las mouettes están incluidas, y la verdad que pueden ser una atracción turística para pasar al otro lado del lago y disfrutar de un bonito paseo en barca mientras observas la ciudad de Ginebra o el Mont Blanc cuando el día está claro.
Hay varios trayectos con las mouettes, dependiendo del lugar a donde quieras llegar, y tienen diferentes horarios pero siempre pasan cada 30 minutos. Para quien esté interesado, puede comprobar los horarios y puntos de salida en la siguiente página web: http://www.mouettesgenevoises.ch/new/index.php
Funcionan durante todo el año, pero lo días de mucho viento se quedan en el embarcadero, ya que aunque el lago Lemán parezca un lago bastante tranquilo, cuando pega el viento la barca va literalmente de un costado a otro y por experiencia personal, no es muy agradable.
Además de las mouettes, otra forma de disfrutar del lago es realizando paddle surf o alquilando una barquita. Éstas son actividades bastante comunes en los fines de semana de verano.
Os recomiendo que disfrutéis del lago, ya sea probando alguna actividad acuática o simplemente, disfrutando de un agradable baño.