DÍA 5 – CHRISTMAS TIME

Ya se huele la navidad. A pesar de que aquí hace tiempo que se han puesto las luces y los adornos, es ahora cuando de verdad se respira el ambiente navideño y que no falte decir que aquí le sacan mucho partido a la iluminación, ¡a las 16:30 ya es de noche! Para mí, esta época del año tiene un encanto especial. Una de las cosas que peor llevo es el frio y lo pronto que oscurece y eso que soy del norte…pero todo es acostumbrarse.

Ya sólo me quedan dos días para acabar la academia y la verdad la echaré de menos (nunca pensé que podría llegar a decir esto de unas clases de inglés). Ahora sólo quedan unos días de trabajo y regreso a casa. Ahora con un poco más de tiempo libre me toca una difícil tarea… comprar regalitos de recuerdo a varias personas…. Sí, esos típicos souvenirs que hay en todas las ciudades turísticas y que y de los que te encuentras mil tiendas… Pero bueno ¿qué sería un viaje sin comprar algún recuerdo típico para alguien? Reconozcamos que todos lo hemos hecho. Además hay una dificultad añadida, el espacio en la maleta… esto limita la búsqueda de regalos un poco. Así que en nada empieza mi aventura particular, ya os contaré los resultados.

La verdad es que poco más que contar por aquí, las cosas continúan por el mismo camino, aunque se acentúan las ganas de ver a todas esas personas que están esperando en “casa”. Aún así, voy a seguir exprimiendo al máximo los momentos que me quedan aquí.
¡Saludos!