DÍA 6 – YVOIRE

Sin duda recorrer el lago Lemán visitando sus pueblos cercanos es uno de los viajes más recomendados por la cantidad de pueblos que hay por conocer.
En este post me voy a detener en un pequeño pueblo francés llamado Yvoire. Se dice que es el pueblo más bonito de la región Ródano-Alpina, en el departamento de Alta Saboya. El señorío de Yvoire se creó en el siglo XII, si bien las fortificaciones son del siglo XIV, erigidas por orden de Amadeo V de Saboya. Es un pueblo muy pequeño que se recorre en una mañana y se caracteriza por sus casas medievales y muy floridas. Personalmente, recomiendo que se visite en primavera o otoño, para disfrutar el pueblo con la luz del sol y sin que esté masificado por turistas.
La primera impresión al llegar es como si estuvieses en un cuento. Todo muy limpio, la construcción medieval con mucha vegetación en las casas, tenderetes de artículos artesanales en las calles y muchas tiendas y restaurantes abiertos a los turistas que vienen a disfrutar de este precioso pueblo. De hecho, Yvoire ha recibido la distinción de las cuatro flores de villa turística o la dedicación en 2006 de un sello por el servicio de correos francés.
Por su belleza y atractivo turístico es uno de los pueblos clasificados como Les plus beaux villages de France.
Mi recomendación para visitar Yvoire es ir en coche, y seguir la ruta hacia otros pueblos franceses como Thonon les bains o Evian, los cuales también tienen mucho encanto, sobre todo para pasear por las orillas del lago, o disfrutar de sus termas.