DÍA 7 – LYON

Lyon es una ciudad del sureste de Francia, la tercera ciudad más poblada del país después de París y Marsella con 500 715 habitantes. Es la capital de la Metrópoli de Lyon y de la región Auvernia-Ródano-Alpes.
Lyon es la segunda ciudad universitaria de Francia, acogiendo en su área metropolitana a más de 140 000 estudiantes. Hoy en día es un importante centro industrial especializado en industrias químicas, farmacéuticas y biotecnológicas. Además, cuenta con un patrimonio histórico y arquitectónico importante, teniendo inscrita una gran superficie como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
Como recomendación de viaje, merece la pena alquilar una bici pública (hay muchos puntos alrededor de toda la ciudad y es muy barato) para circular cerca del río Ródano. Al ser una ciudad universitaria, hay muchísimos bares y las terrazas cercanas al río que se llenan de buen ambiente cuando la gente sale de trabajar.
Como turista, recomiendo visitar la catedral y la basílica Notre-Dame de Fourvière, la cual se puede acceder con funicular o a pie. Como se puede apreciar en la foto, desde allí se puede tener unas vistas espectaculares de toda la ciudad.
Por otro lado, si se quiere disfrutar de un paseo tranquilo, recomiendo ir a Parc de la Tête d’Or. Sorprendentemente, dentro del parque hay un zoológico gratuito con animales salvajes como cocodrilos o jirafas.
Para quienes se queden más de un fin de semana en Lyon, no se pueden perder el museo Lumière o el museo de arte contemporáneo. Sinceramente, es una ciudad que no os va a decepcionar.