Día 3 – RINCONCITOS DE ALTA SABOYA

Castillo de Thorens Mientras retraso mi visita obligada a Chamonix, estoy aprovechando mi tiempo libre en conocer otros rinconcitos bellos de esta región.

Me he perdido por pueblos encantadores, como Yvoyre. Un pueblecito medieval a orillas del gran lago Léman, que separa Suiza de Francia, y que bien podría ser el escenario para un film del medievo. Una parada recomendable si pasas por esta zona e ineludible si lo haces en pleno verano, ya que es entonces, cuando la actividad del turismo activa los comercios y restaurantes y puedes aprovechar para pegarte un buen refrescón mientras te deleitas con las vistas montañosas que lo rodean.

Otra de las cosas que siempre me ha gustado de Francia, es la cantidad de castillos y palacios que aún se conservan en buenas condiciones. Puedes estar dirigiéndote a un pueblo cercano, que para cuando te quieres dar cuenta, ya te has desviado tres veces para ver los castillos que indicaban por el camino y se te ha hecho de noche sin llegar a tu destino.

Por cierto olvidad lo que os dije en el post anterior sobre las luces navideñas… estamos a 20 de enero y aun cuelgan de la mayoría de las casas. Parece que aquí la navidad se resiste, como la nieve, a irse con prisas.

Enviado: 19/2/2016