Día 2 – MMMM… RICO, RICO…

Post 3 Laura RiocerezoSin duda, hablar de Francia sin hacerlo de su cuidada pastelería artesana sería obviar una de las tradiciones culinarias más importantes.

Y es que estos franceses siempre se han distinguido por ser muy finos, pero en cuanto a la pastelería se refiere, son algo más que eso. Se mezcla de manera explosiva su meticulosidad y ganas de innovar con un GRAN apetito goloso.

En las calles de Annecy hay hueco para varias pâtisseries típicas de la zona, que lejos de pasar desapercibidas, desde primera hora de la mañana ya alardean de sus productos inundando la calle con un aroma irresistible. Cada día varias bandejas con deliciosos pasteles y tartas adornan los escaparates, junto a un cartel que nos recuerda que han madrugadomucho, muchísimo, para que disfrutemos de un producto artesano. Y yo, me quedo embobada mirando el trabajo y la pinta que tienen, antes de mirar el papel del precio y recordarme que no todos los días son fiesta.

Todos conocemos el típico macaron francés, croissant o coulant de chocolate… pero a estos dulces le siguen una larga lista de otros de los que nunca había oído hablar y que no tienen nada que envidiar a los más mediáticos.

Así que, ya sabéis, si viajáis por Francia, haced un hueco en el estómago, seguid el aroma a pastel recién hecho y dejaros sorprender.

Enviado: 5/2/2016