CHARLIE HEBDO

IMG_8809A finales de Diciembre, cogí un avión para pasar las vacaciones en familia. Supongo que como habríais hecho la mayoría de vosotros, ya que no pasar las navidades cerca de los tuyos, estando tan cerca, sería demasiado extraño. Tenía la vuelta prevista para el diez de Enero, ya que los trenes eran más baratos entonces. Mientras aprovechaba el tiempo con la familia, ocurrió lo que todos habéis ya escuchado: El atentado en la sede de Charlie Hebdo el 7 de Enero. Este periódico de tira semanal, de tan solo unas ocho páginas, podría asemejarse a la revista “el jueves” que tenemos en España.

No os voy a contar toda la historia del atentado, porque supongo que todos conoceréis, ya que inundó los telediarios de toda Europa. Pero cierto es, que a mi llegada a Lyon encontré mucha más seguridad. En las estación de Touluse y Montpelier, donde me tocó cambiar de trenes, había mucha seguridad, lo mismo que en la estación de Part Dieu al llegar a Lyon. Los días siguientes también pudimos notar el despliegue de policía, se veían muchos “gendarmes” por las calles, al entrar en la biblioteca municipal había que enseñar la mochila, y mis compañeras de piso comentaban que en la universidad sólo se podía acceder enseñando la tarjeta de estudiante.

IMG_8807Como os he dicho, yo llegué a Lyon el 10 de Enero, y justo al día siguiente pude acudir a la manifestación de apoyo a Charlie hebdo. Las calles de Lyon estaban abarrotadas, todos dirección a la Place de Bellecour. Todos en silencio, simplemente caminado con sus carteles que gritaban “je suis Charlie”. Yo me sumé a ellos, mis pasos también apoyaban a las víctimas.

Pasados unos días, todo va volviendo a la normalidad. No hay tanta policía y ya no se percibe el pánico entre la gente.