MAISON DES CANUTS

El pasado viernes fue el último de curso de francés en la Alianza Francesa, donde he pasado todo el mes recibiendo clases de francés, y compartiendo experiencias con mis compañeros de países tan diferentes como China, Japón, Australia, Estados Unidos, Macedonia, Ucrania, Portugal, Irán o Libia.IMG_7959 copia

Después de corregir los ejercicios que teníamos de tarea sobre el pasado en sus diferentes formas, que por cierto, los españoles lo tenemos más fácil porque la intuición al pensar en nuestra lengua materna nos funciona la mayoría de las veces, (aunque el problema viene cuando no es exactamente igual); libros en mano, comprobamos el funcionamiento de tres de los cinco metros de Lyon para subir hasta el barrio de la Croix Rousse, donde nos esperaba la guía que nos explicaría el funcionamiento del tejido de la seda, en la Maison des Canuts.

En un pequeño taller contemplamos la demostración de cómo hacía siglos, Lyon se convertía en un lugar clave en Europa, en lo que al tratamiento de la seda se refiere. Con estas máquinas, y en talleres con grandes ventanales, las mujeres tejían la seda para conseguir desde trajes y vestidos, hasta cuadros. En la actualidad, esta técnica del trenzado de la seda se ha llevado a utilidades tan modernas como la base de los chips para un ordenador, o ¡las prótesis de arterias!

Y ahora, me quedo revisando el programa para la fête des lumières, que empieza este fin de semana, y ¡desde que llegué a Lyon no he escuchado hablar de otra cosa!

Os lo contaré en el próximo post.

Un saludo, y ¡hasta la próxima!