PRIMEROS DÍAS EN LYON

IMG_7379Finales de Octubre, días de calor por Pamplona, pero no tanto a las 5 de la mañana, cuando en Hendaya me subía al tren destino Lyon, mi nueva aventura. Una maleta enorme, la mochila de monte, el ordenador, el abrigo de invierno (en la mano, porque las maletas van a tope), todo esto me rodea durante las 8h de viaje, con paradas en Bordeaux (donde me toca coger todo y cambiar de tren), Toulouse, Narbonne, Montpelier, Nimes, Valence y al fin, Lyon.

Nada más bajar del tren, percibí que esta ciudad tiene un encanto especial, y es lo que he ido descubriendo durante los primeros días en Lyon. El plano de la ciudad no nos deja hacernos a la idea de cómo es esta en realidad, pero los dos ríos que la atraviesan (la Saône et le Rhône) nos permiten situarnos fácilmente en ella.

Los primeros días en Lyon han sido intensos, con dos objetivos claros: encontrar piso y “turistear”. Dos objetivos cumplidos. Ahora comparto piso con dos chicas francesas, con las que poder practicar el idioma. Y a pesar de que el ritmo de vida en esta ciudad es diferente al nuestro, ya que se come “à midi”, los comercios cierran “à 19 heures” y se cena poco después; he tenido tiempo de disfrutar y conocer la ciudad, que nos deleita con imágenes como la que os muestro.

¡Un saludo, y hasta la próxima!

Elisa