EAU DE COLOGNE

A falta de playas, buenos son los lagos! Y es que hay un montón en los alrededores de Köln. Así que estos últimos días de verano, de regalo (de 32ºC!) había que aprovechar para darse un chapuzón. El agua está buenísima y limpia y uno se puede instalar con la toalla donde quiera. O bien en la Strandbad, zona acondicionada con su arena blanca, sus tumbonas, sus servicios… (tipo playa, aunque de pago normalmente) o bien en el resto de la orilla, en plena naturaleza –donde puedo decir que se está de maravilla. Además se puede llegar en U-Bahn y también en bici! Perfecto para estrenar la que me compré en el Flohmarkt.

En estos mercadillos la gente vende verdaderamente de todo: ropa, muebles, juegos de mesa, cds, cosas que ya no les sirven… (y que, en ocasiones, no se sabe si a alguien más servirán…) pero bueno, tiene su encanto esto de reciclar! En las comunidades de vecinos, a menor escala, pero con la misma idea de fondo: la segunda mano. El otro día, por ejemplo, mis vecinos hicieron “limpieza de libros” y dejaron en el rellano bolsas llenas para que el resto nos sirviéramos. Os podéis imaginar que me hice con alguno que otro y también con varias revistas de las míticas “der Spiegel”, muy interesantes. Así que ya tengo lectura para una buena temporada! Gracias Frank. Gracias Regina.

Para ser el segundo mes, voy acumulando muchas experiencias y me temo que, a este ritmo, también demasiadas “cosas”…